Cocina sana y ecológica

cocina-solarLa cocción de alimentos no es una actividad de lujo, es una necesidad básica, sobre todo para los países en vías de desarrollo. En muchos lugares de Asia, África y América Latina, cerca de 2 mil millones de personas usan leña o excrementos secos de animales para cocinar. Eso crea problemas ecológicos y de salud, sobre todo respiratorios. Pero todo esto podría evitarse con algo tan sencillo como una cocina solar. Este aparato es bastante popular en Costa Rica, donde empezó a funcionar por primera vez en 1979 gracias al físico de origen indio Shyam S. Nandwani, quien ya tiene 30 años viviendo en el país centroamericano.

Nandwani dirige el Laboratorio de Energía Solar de la Universidad Nacional de Costa Rica.

¿Cómo surgió la idea?

Shyam S. Nadwani

La primera cocina solar sólo servía para calentar comida.

El profesor Nandwani recuerda cómo en febrero de 1979, la compañía eléctrica de Costa Rica había racionado la electricidad desde las 7 de la mañana hasta las 5 de la tarde, dos veces a la semana.

Afortunadamente, según el físico, ese periodo coincidió con la época seca de verano donde la radiación solar está en su punto álgido.

Esto le permitió diseñar y construir un horno solar por primera vez en Costa Rica.

Al principio, sólo se podía utilizar para calentar el almuerzo ya preparado la noche anterior.

Con el tiempo su diseño se fue perfeccionando y hoy en día ya se pueden cocinar y hornear los alimentos.

Funcionamiento

El horno solar consiste en una caja de madera, aunque se puede usar también cartón, metal, acero inoxidable, fibra de vidrio, etc.

Dentro de la caja se coloca una lámina de hierro galvanizado pintada en la parte superior de negro mate.

La radiación solar es absorbida por la lámina negra y transformada en energía.

En un día soleado la temperatura de una cocina solar puede alcanzar entre 130º y 160º, suficiente para cocinar y hornear los alimentos.

En dos o tres horas es capaz de cocinar una comida para cuatro o cinco personas; y dos comidas completas en cuatro o cinco horas.

Más vitaminas

Mujeres cocinando con un horno solar

Hoy en día el horno solar tiene más de un uso.

Cocinar con un horno solar tiene muchas ventajas.

Debido a que los alimentos se cocinan con menos cantidad de agua, pierden menos vitaminas.

Además, la comida no se quema ni se pega al utensilio.

Otra de las ventajas es que no requiere cuidados especiales por lo que se cocina sin preocupación y se puede aprovechar el tiempo para realizar otras tareas.

Si se utiliza de forma apropiada también puede servir para otros usos como purificar el agua, secar y tostar productos.

No hay peligro de fuego ni de choques eléctricos o explosiones de gas, por lo que el horno solar puede ser usado sin temor.

Su construcción con materiales livianos permite que la cocina solar pueda ser llevada a la playa o de campamento.

También tiene un uso didáctico. Permite explicar a los estudiantes de primaria y secundaria la relación entre ciencia básica y tecnología.

Ahora bien, también supone desventajas.

Una de ellas es que los alimentos tardan más en cocinarse, pero el más obvio es que no se puede cocinar cuando está nublado y es de noche.

La solución si se quiere seguir utilizando la cocina solar es el horno híbrido.

Como lo indica el nombre es un horno solar normal, pero tiene una resistencia eléctrica de 1500 vatios que permite cocinar los alimentos en los días nublados pero con menor consumo de electricidad.

Cada vez más popular

Libro sobre la cocina solar

El concepto de cocina solar y sus ventajas se está extendiendo por todo el mundo.

Poco a poco la idea de la cocina solar se está extendiendo a más países latinoamericanos que cuentan con energía del sol gran parte del año.

Aparte de Costa Rica, en los últimos 28 años, el profesor Shyam ha impartido talleres prácticos y demostraciones en República Dominicana, Guatemala, Perú y Honduras.

También ha dado charlas divulgativas y técnicas sobre las cocinas solares en México, El Salvador, Nicaragua, Ecuador, Colombia, Bolivia, Chile, Argentina y Brasil.

Y es que según el físico la cocina solar podría ser, entre otras cosas, una respuesta positiva a los desafíos del cambio climático en cualquier país del mundo.

BBC Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: