FARC: liberan a otro rehén

jaraEl político colombiano Alan Jara, quien estaba secuestrado desde el 15 de julio de 2001 por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fue entregado este martes a una comisión humanitaria. Alan Jara llegó a las 2.15 de la tarde a Villavicencio, una ciudad ubicada a 72 kilómetros al sureste de Bogotá. Cuando bajó del helicóptero, con un pequeño morral a cuestas, se fundió en un abrazo con su hijo y con su esposa, quienes no pudieron contener las lágrimas, tras 7 años y medio de separación. Luego, emocionados y sonrientes, caminaron abrazados por la pista en compañía de la senadora opositora Piedad Córdoba, quien encabezó la comisión humanitaria.

En ella participaron también tres miembros del CICR y una tripulación brasileña.

Jara saludó al director de la Policía de Colombia, general Oscar Naranjo, y a familiares y amigos que le entregaron ramos de flores.

En una rueda de prensa posterior, Jara criticó duramente al gobierno del presidente Álvaro Uribe y dijo que en cuatro oportunidades cayeron bombas de la Fuerza Aérea muy cerca de campamentos donde él se encontraba.

“Siento de todo corazón que Uribe no hizo nada por la libertad de nosotros”, dijo.

Escape

Según Jara, él nunca pensó en un escape, porque “eso es como jugar a la ruleta rusa con seis balas (en el tambor del revólver)”.

Jara dio muestras de buen humor, pero también de una memoria prodigiosa, al hablar detalladamente sobre todos sus compañeros de cautiverio e incluso sobre sus familiares, que les enviaban mensajes a través de programas radiales.

Tenemos que traerlos muy rápido (a los que quedan)… es urgente el intercambio humanitario, no se puede dilatar más, porque (los otros cautivos en manos de las FARC) se están pudriendo en la selva
Alan Jara, ex rehén

El dirigente político señaló que “nadie puede estar bien en la selva”, recordó que estuvo “2.760 noches” secuestrado y relató que caminó durante siete semanas antes de ser liberado.

Según él, recorrió unos 150 kilómetros después del 18 de diciembre, cuando le anunciaron que iba a ser liberado.

“Tenemos que traerlos muy rápido (a los que quedan)… es urgente el intercambio humanitario, no se puede dilatar más, porque (los otros cautivos en manos de las FARC) se están pudriendo en la selva”, dijo y fue aplaudido por varios de los asistentes.

De acuerdo con Jara, “las FARC no están derrotadas, para nada. Allá (en la selva) hay muchos jóvenes y mientras eso suceda, la guerrilla no se va a acabar. Yo no veo una salida distinta a la negociada. Si se quiere un cambio, es arreglando los problemas sociales”.

“Hay que cerrarle el camino a la falta de oportunidades, a que colombianos tengan como único proyecto de vida ingresar a la guerrilla o a los grupos paramilitares”, añadió.

El ex rehén dijo que conoció jóvenes que ingresaron a la guerrilla después de que sus cultivos fueron fumigados por avionetas que perseguían plantaciones de coca.

Sin embargo, fijó distancias con las FARC y sostuvo que “no puedo jamás compartir el que por una causa o ideal se recurra a la violencia. Jamás puedo compartir que se recurra a privar de la libertad a nadie”.

El político relató que literalmente comió “hasta mico (mono)” y consideró que fue un “privilegiado”, porque, a diferencia de otros cautivos, no tuvo cadenas amarradas al cuello, sino a una de sus piernas.

Cuando le preguntaron qué enfermedades sufren otras personas secuestradas con las que estuvo, respondió: “Es mejor preguntar de qué no están enfermas”.

Jara fue gobernador del departamento del Meta, cuya capital es Villavicencio, y fue secuestrado por las FARC el 15 de julio de 2001 cuando iba a bordo de un vehículo de Naciones Unidas, luego de asistir a la inauguración de un puente llamado “De la reconciliación”. En Villavicencio, miles de personas lucen camisetas blancas con la fotografía de Jara y la leyenda: “Bienvenido amigo”, y hay instalados mensajes de bienvenida en diferentes puntos de la ciudad.

Carteles pidiendo la liberación de Alan Jara.

Villavicencio se prepara para el regreso de Alan Jara.

Hasta la estatal Lotería del Meta usó la foto del político en los boletos de su sorteo de este martes, tal como hace unos meses lo hizo con el entonces candidato demócrata a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, Barack Obama.

Los vecinos del barrio donde reside la familia Jara prepararon una velada musical con intérpretes de joropo, el baile tradicional de esa zona de los llanos orientales de Colombia.

Jara es un dirigente del Partido Liberal, que estudió en la Unión Soviética y que durante su cautiverio les dio clases de idiomas a varios miembros de las fuerzas armadas que estaban en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

La misión que recogió a Jara se pospuso un día, debido a las dificultades que surgieron entre el gobierno y el comité de Colombianas y Colombianos por la Paz, a raíz de unos sobrevuelos que hubo el pasado domingo en la zona en que fueron liberados otros tres policías y un soldado del ejército.

Además, de la misión fueron excluidos dos periodistas que acompañaron el domingo a la senadora Córdoba.

El gobierno criticó duramente a uno de los periodistas que fue en la primera misión, Jorge Enrique Botero, y también a otro que se encontraba en la zona de la liberación, Hollman Morris.

La controversia giró en torno al papel que deben cumplir los periodistas y los medios de comunicación en las misiones humanitarias.

BBC Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: