Un planeta que se achicharra

planetaNos preocupa el calentamiento que estamos experimentando en la atmósfera de la Tierra, de unos cuantos grados en un siglo. ¿Pero se imagina lo que será un aumento en la temperatura de 700 grados en apenas unas pocas horas? Eso precisamente es lo que está experimentando el planeta conocido como HD8606b, un gigante gaseoso que orbita una estrella a 190 años luz de la Tierra. Así lo descubrieron los astrónomos de la NASA gracias a las observaciones del telescopio espacial Spitzer. El HD8606b, dicen los científicos en la revista Nature, tiene una órbita alargada e inusual que lo acerca y lo aleja bruscamente de su estrella ocasionando que su temperatura casi se duplique en un período de horas.

Los sensores infrarrojos del Spitzer midieron las temperaturas de la atmósfera del planeta y se observó que ésta se calentaba de 800 a 1.500 grados Kelvin (530 a 1.230 grados centígrados) en seis horas.

“Es la primera vez que detectamos cambios de clima en tiempo real en un planeta fuera de nuestro sistema solar” afirma Greg Laughlin, del Observatorio Lick, de la Universidad de California en Santa Cruz.

“Los resultados son muy interesantes porque nos ofrecen información importante sobre las propiedades atmosféricas de este planeta”, agrega.

El exoplaneta, que fue descubierto en 2001 por un equipo de astrónomos en Suiza, orbita una estrella que es casi del tamaño del sol en la constelación de la Osa Mayor.

Tiene una masa estimada de casi cuatro veces la de Júpiter y completa su órbita en cerca de 111 días.

Evento inesperado

Tal como explican los astrónomos, el planeta puede en cuestión de horas acercarse a unos cuantos millones de kilómetros de su estrella y alejarse a más de 115 millones de kilómetros.

NASA/JPL/Universidad de California, S.C.)

Los cálculos de temperatura fueron hechos por el telescopio especial Spitzer.

“Aún después de haber descubierto casi 200 planetas -dice Paul Butler, otro de los autores del estudio- la diversidad y rareza de este nuevo mundo continúa asombrándonos”.

El hallazgo, dicen los astrónomos, fue hecho casi por accidente ya que el Spitzer fue utilizado para medir la luz infrarroja que emitía el planeta durante 30 horas a medida que pasaba más cerca de su estrella.

Y en ese período, el telescopio logró captar el momento en que el planeta desaparecía detrás de la estrella. Lo que se conoce como eclipse secundario.

Ese evento inesperado hizo posible calcular la temperatura del planeta en el momento en que desaparecía de la vista, explican los autores.

Así los científicos determinaron que el planeta se calentaba dramáticamente a medida que se acercaba a la estrella, casi duplicando su temperatura en sólo seis horas.

Los astrónomos creen que estos cambios bruscos se deben a la órbita exageradamente elíptica que lo hacen muy diferente de los otros 300 exoplanetas conocidos.

BBC Mundo

Además, cuando se ubica más cerca de su estrella experimenta una radiación casi 800 veces más fuerte que cuando se aleja de ésta.

Y el calentamiento provoca tormentas violentas en la atmósfera.

Se espera que el HD8606b pase directamente frente a su estrella el próximo 14 de febrero y el evento podrá ser observado desde la Tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: