Pena de muerte por leche contaminada

ninoUn tribunal de China condenó a muerte a dos hombres por su vinculación con un escándalo con leche contaminada que causó conmoción en ese país el año pasado. Zhang Yujun y Geng Jinping fueron acusados de añadir melamina a la leche de fórmula para hacerla parecer como rica en proteína. El mismo tribunal sentenció a Tian Wenhua, ex presidenta de Sanlu Group -la principal firma láctea implicada- a cadena perpetua. Se dice que el juicio contra Tian sólo duró catorce horas, algo que, indican periodistas de la BBC, se suma a las dudas que existen por la manera como el gobierno chino ha manejado todo el escándalo. El tribunal deberá ahora decidir las sentencias de otras 19 personas encontradas culpables en conexión con el caso.

Al menos seis bebés murieron y 300.000 se enfermaron tras ingerir la leche contaminada.

El escándalo salió a la luz pública en septiembre pasado, cuando varios bebés que habían ingerido leche de fórmula, se enfermaron y presentaron síntomas de intoxicación y cálculos en los riñones provocadas por la melamina.

Sentencias

Tian Wenhua a su llegada a la corte

Tian Wenhua fue condenada a cadena perpetua.

La melamina es una sustancia química con alto contenido en nitrógeno que, si se consume en grandes cantidades por un período largo, puede causar dolencias renales e incluso la muerte.

Zhang Yujun fue condenado a muerte por poner en peligro la seguridad pública al producir y vender leche contaminada.

Además se le acusó de administrar un taller ilegal en la provincia de Shandong, en el este de China, que producía 600 toneladas de polvo de proteína falsa, la mayor fuente de melamina en el país.

Por su parte, Geng Jinping fue declarado culpable de producir y vender alimentos tóxicos a compañías que comercializan productos lácteos, indicó la agencia de noticias estatal china Xinhua.

Según el corresponsal de la BBC en Pekín, Quentin Sommerville, una de las sentencias más esperadas era la de Tian Wenhua.

Wenhua, la antigua presidenta y gerente general de Sanlu Group, fue condenada a cadena perpetua tras declararse culpable de los cargos de producir y vender productos falsos o de calidad deficiente.

Red

Cuando el escándalo surgió en septiembre, se conoció que una cadena de productores de melamina e intermediarios habían suministrado el producto tóxico a los comerciantes que vendían leche.

Geng Jinping, uno de los condenados a muerte, durante el juicio en diciembre.

Los juicios se realizaron en diciembre.

Los comerciantes añadieron la sustancia química a la leche aparentemente con el fin de enriquecer el contenido proteínico del producto lácteo, que también a menudo era diluido para hacer más dinero.

Grandes compañías adquirieron la leche de estos proveedores y el producto no pasó por pruebas para verificar su pureza ni su valor nutricional.

El resultado fue el envenenamiento generalizado de bebés, el grupo más vulnerable a la leche contaminada pues es su única fuente de alimento.

El gobierno respondió a las acusaciones iniciales de que había reaccionado tarde a la crisis con la promesa de incrementar los estándares de seguridad alimentaria y llevar ante la justicia a los responsables del escándalo.

Dudas

Jill McGivering, analista de la BBC, dice que es poco probable que se cumpla la esperanza de las autoridades chinas de que las fuertes sentencias calmarán el malestar público por el caso.

“La forma como se manejaron los casos muestra una vieja manera de pensar: procedimientos a puerta cerrada, la exclusión de las familias de los afectados, y las duras sentencias, incluida la pena de muerte”.

Lejos de estar satisfechas, muchas familias están determinadas a seguir luchando. Quieren respuestas más claras sobre lo qué pasó
Jill McGivering, analista de la BBC

Según McGivering, todo esto revive dudas sobre el sistema judicial chino. “Los que quieren reformas arguyen que una China moderna requiere un sistema judicial transparente, independiente políticamente pero que rinda cuentas”.

Agrega que la furia pública no fue sólo por el escándalo, sino por los intentos gubernamentales de encubrirlo y la aparente indiferencia de funcionarios hacia las consecuencias para miles de familias en términos de salud.

“Lejos de estar satisfechas, muchas familias están determinadas a seguir luchando. Quieren respuestas más claras sobre por qué pasó y cuáles serán los efectos a largo plazo de la leche contaminada”, agregó.

En algo poco usual, las familias de alrededor de 200 niños afectados quieren demandar a las compañías de lácteos.

“Eso muestra que está surgiendo una nueva actitud hacia la justicia en China y la determinación de las familias de no aceptar el tipo de justicia que las autoridades ofrecen”, finaliza McGivering.

BBC Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: