Millones de ranas en los menús de restaurantes

maco-toroCada año alrededor de 1.000 millones de ranas son sacadas de su hábitat natural para ser consumidas por los humanos, según un estudio.Investigadores de la Universidad de Adelaida, en Australia, llegaron a esa conclusión tras analizar los datos de comercio de Naciones Unidas. Francia y Estados Unidos son los dos mayores importadores de estos anfibios, que también se consumen de manera importante en varias naciones asiáticas. Los datos que presenta esta investigación no son una buena noticia para los anfibios, ya que un tercio de su población mundial se encuentra en peligro de extinción. La pérdida de su hábitat natural es la principal causa de su desaparición. La caza es otro de los factores que amenaza su existencia, así como el cambio climático, la contaminación y las enfermedades, notablemente el hongo chytridiomycosis, que ya ha causado la extinción de algunos anfibios.

Según le explicó a BBC Mundo el científico José Oswaldo Cortés, en países como Colombia “la situación es muy preocupante, porque muchos de los hábitats están siendo deforestados por la necesidad de madera para el campesino y pastizales para el ganado”.

“Igualmente las fuentes de agua de las que dependen muchos de estos anfibios están siendo contaminadas”, señaló Cortés.

Comercio mundial

Ranas en un restaurante peruano

Las ancas de rana están en los menús de muchos restaurantes.

La nueva investigación, que se publicará en la próxima edición de la revista Conservation Biology, sugiere que el comercio mundial no se ha tenido en cuenta hasta ahora para medir el riesgo que corre la población mundial de ranas.

“Las ancas de rana están en los menús de las cafeterías de las escuelas de Europa, en supermercados de Asia y en los restaurantes de lujo de todo el mundo”, asegura Corey Bradshaw, de la Universidad de Adelaida.

“Los anfibios son ya el grupo animal más amenazado y el apetito humano no está ayudando a su conservación”.

En algunos países a los anfibios destinados a la cocina se les cría en granjas, aunque esos no están incluidos en los datos analizados en este estudio.

Según el profesor Bradshaw, Indonesia es el mayor exportador de ranas del mundo -con 5.000 toneladas al año- y uno de los mayores consumidores.

“Ello hace que nos preocupemos porque en ese país ocurre el mismo declive poblacional inducido por la caza que el experimentado en otras partes del mundo, principalmente en Francia y EE.UU., donde especies como la rana draytonii está desapareciendo”, aegura Bradshaw.

“Es preocupante la ausencia de datos esenciales para controlar a las poblaciones salvajes”, afirma el profesor.

Los investigadores sugieren establecer un esquema de certificación para que los exportadores tengan que demostrar que los animales han sido cazados de manera sostenible.

En cualquier caso, los expertos señalan que una gran proporción del comercio de anfibios se hace de manera ilegal y los funcionarios de aduanas no cuentan con el equipo adecuado para reconocer los envíos ilegales.

BBC Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: