Las llantitas pueden ser mortales

Las “llantitas, rollos o michelines” que se forman en la cintura por el exceso de grasa pueden duplicar el riesgo de morir prematuramente.

fatgirl

Un amplio estudio con más de 360.000 personas en nueve países europeos descubrió que un “poderoso indicador” de riesgo de muerte prematura es la medida de la cintura. Esto, aunque el peso del individuo sea normal, afirma la investigación en New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra). Los científicos descubrieron que por cada 5 centímetros de grasa adicional en la cintura, aumenta en 13% en mujeres y 17% en hombres el riesgo de muerte prematura.

Los expertos afirman que estos resultados ofrecen más evidencia de que el almacenar grasa en exceso alrededor de la cintura es un riesgo importante de salud, incluso cuando no se considera a la gente obesa o con sobrepeso. Por eso, una forma barata y sencilla de analizar la salud del individuo es que los médicos familiares midan regularmente la cintura y cadera de sus pacientes, señalan los investigadores.

Más grasa, menos vida

Desde hace tiempo se conoce el vínculo entre la grasa en la cintura y los problemas de salud.

La buena noticia es que usted no necesita llevarse a cabo pruebas costosas para analizar este aspecto de su salud, porque no cuesta nada medirse la cadera y la cintura
Prof. Elio Riboli

Pero tal como señalan los expertos, el tamaño de este nuevo estudio ofrece a los científicos un panorama más preciso del problema.

La investigación, llevada a cabo en el Colegio Imperial de Londres, el Instituto Alemán de Nutrición Humana y otras instituciones europeas, involucró a 359.387 pacientes, mujeres y hombres, cuya edad promedio era 51 años.

Se siguió un registro de su salud durante casi 10 años y al final de ese período habían muerto 15.000 participantes.

Los científicos compararon el índice de masa corporal (IMC) de los sujetos. (El IMC continúa siendo la medida estándar de la obesidad).

Descubrieron que en las personas con el mismo IMC, el riesgo de muerte prematura aumentaba a medida que se incrementaba la circunferencia de la cintura.

Los resultados mostraron que la gente con una cintura grande -de más de 120 cm. en los hombres y 100 cm. en las mujeres- tuvo el doble de riesgo de morir prematuramente.

Esto, comparado con el riesgo de los participantes que tenían cinturas pequeñas, de menos de 80 cm. en los hombres y 65 cm. las mujeres.

“Nos sorprendió mucho descubrir que el tamaño de la cintura tenía un efecto tan poderoso en la salud de la gente y su muerte prematura” afirmó el profesor Elio Riboli, investigador del Colegio Imperial.

“No hay muchas otras características individuales simples que puedan aumentar tanto como ésta, el riesgo de una persona de morir prematuramente”.

Indicador

Control de peso

Aunque su peso sea normal, la persona de cintura gruesa tiene más riesgo de morir prematuramente.

Los estudios han demostrado que las personas que muestran una lectura alta de IMC tienen más riesgo de morir de enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Sin embargo, el nuevo estudio demostró que la “proporción cintura a cadera”, un número que resulta al dividir el tamaño de la cintura entre la medida de la cadera, también es un importante indicador de salud.

El estudio mostró que gente que tenía un IMC totalmente normal, pero una cintura más grande que el promedio, tenía un riesgo significativamente más alto de muerte prematura.

La razón de este vínculo entre el riesgo de mortalidad y el almacenamiento de grasa en la cintura, no está suficientemente clara.

Otro de los investigadores, el doctor Tobias Pischon, del Instituto Alemán de Nutrición Humana, cree que podría deberse a que la grasa abdominal es distinta de otras reservas adiposas y puede influir directamente en el desarrollo de enfermedades crónicas liberando “sustancias mensajeras”.

Los científicos creen que los tejidos adiposos en esta zona corporal secretan citoquinas, hormonas y compuestos metabólicamente activos que pueden contribuir al desarrollo de enfermedades como las cardiovasculares y el cáncer.

Pero, tal como señala el doctor Riboli, “la buena noticia es que usted no necesita llevarse a cabo pruebas costosas para analizar este aspecto de su salud, porque no cuesta nada medirse la cadera y la cintura”.

Y si esta medida es muy grande, agrega, aumente su actividad física, cuide su dieta y reduzca su riesgo de morir prematuramente.

BBC Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: