Electrocardiogramas son “poco útiles”

Las pruebas del corazón que se le ofrecen a los pacientes que experimentan dolores en el pecho no son muy valiosas a la hora de predecir futuras enfermedades cardíacas, afirmó un equipo de investigadores del London Chest Hospital, en el Reino Unido.

electro

En vez de hacer electrocardiogramas, los médicos deberían dedicar más tiempo a conversar con los pacientes sobre sus síntomas y examinarlos en mayor profundidad, añadieron los científicos. El equipo de médicos siguió atentamente el caso de 8.176 de personas con posibles anginas de pecho. En el Reino Unido, aproximadamente dos de cada 100 personas tiene angina de pecho, uno de los síntomas más comunes de las enfermedades cardíacas.

Cuando el paciente le informa al médico que le duele el pecho, generalmente se le hace un electrocardiograma para detectar si hay algún problema. Este estudio registra la actividad eléctrica del corazón por un período de tiempo, buscando si existe alguna debilidad en el músculo del corazón o si el ritmo de los latidos es anormal. Para obtener mejores resultados, los pacientes suelen hacer esta prueba mientras hacen ejercicios.

Examen y evaluación

El equipo de expertos descubrió que más de la mitad de los “eventos” coronarios, como por ejemplo los ataques al corazón, ocurrieron en pacientes cuyos electrocardiogramas habían producido buenos resultados.

Una evaluación clínica de rutina, en la que se registra en detalle la historia clínica del paciente y un examen exhaustivo, fueron casi tan buenos como el electrocardiograma a la hora de predecir futuros problemas cardíacos, señalaron los médicos.

La conclusión a la que llegó el estudio fue que estas pruebas tienen “un valor limitado” para los médicos cuando se trata de pacientes que no han sufrido en el pasado enfermedades cardíacas.

Las pruebas como los electrocardiogramas -hechos en reposo o durante el ejercicio- pueden resultar útiles cuando los pacientes tienen síntomas inusuales o sienten dolores en el pecho después de que se les ha colocado un bypass
Dr. Mike Knapton, Fundación Británica para el Corazón

El doctor Mike Knapton, de la Fundación Británica para el Corazón, agregó que el estudio demostró que lo mejor en esos casos es conversar con el paciente.

“Las pruebas como los electrocardiogramas -hechos en reposo o durante el ejercicio- pueden resultar útiles cuando los pacientes tienen síntomas inusuales o sienten dolores en el pecho después de que se les ha colocado un bypass“, aseguró Knapton.

“Pero los electrocardiogramas durante el ejercicio no son muy buenos para evaluar los riesgos futuros. Se necesitan mejores métodos para diagnosticar qué riesgo existe en pacientes con angina de pecho de que sufran un ataque cardíaco o de que mueran”, concluyó Knapton.

BBC Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: