Aterrizaje a ciegas

Un piloto que quedó ciego repentinamente mientras tripulaba su avión a más de 1.600 metros de altura en el Reino Unido pudo aterrizar gracias a la guía de una aeronave de la Real Fuerza Aérea (RAF por sus siglas en inglés).


Para lograr la proeza un avión militar tuvo que partir raudamente hacia Linton-on-Ouse, en el condado de Yorkshire del Norte, para ayudar al piloto Jim O’Neil, de 65 años. O’Neil estaba viajando en una Cessna desde el Aeropuerto Prestwick de Glasgow, en Escocia, hacia Colchester, Inglaterra, cuando sufrió un pequeño derrame cerebral y perdió la vista. El avión de la RAF voló al lado de O’Neil y lo guió hasta la base dándole instrucciones por radio.

Cómo fue

O’Neil, que tiene 18 años de experiencia en vuelos, envió un alerta a la base de Leeming de Northallerton, en Yorkshire del Norte, cuando empezó a tener dificultad para ver.

Al principio, él (O’Neil) creyó que la luz del sol lo estaba encegueciendo, porque no podía ver los instrumentos de vuelo
Andy Hynd, de la RAF

“Al principio, él creyó que la luz del sol lo estaba encegueciendo, porque no podía ver los instrumentos de vuelo, y declaró una emergencia”, explicó un comandante de operaciones de la RAF en Linton-on-Ouse, Andy Hynd.

“Se lo condujo desde Leeming hacia nosotros, y cuando hablamos con él nos dijo que estaba feliz de continuar volando”, agregó Hynd.

“Sin embargo, el controlador de tráfico aéreo notó que su avioneta estaba descendiendo y dando vueltas y se le preguntó si quería seguir volando y dijo que no”.

Pero O’Neil no pudo aterrizar en un aeródromo cerca de York -ciudad amurallada de Yorkshire del Norte- y fue guiado a Linton-on-Ouse.

“Todavía no podía ver la ruta hacia acá y ya empezaba a angustiarse, por lo que pensamos que lo mejor era enviar un avión adonde él estaba”, señaló Hynd.

Caso excepcional

Entonces, el instructor de vuelo Paul Gerrard llegó en su avión militar Tucano T1 a unos 50 metros de la Cessna para conducirlo a tierra sano y salvo.

El controlador aéreo Richard Eggleton también guió a O'Neil a aterrizar

El rescate aéreo de O’Neil fue un trabajo coordinado de equipo.

Gerrard “usó su voz para guiarlo a tierra, diciéndole que girara a izquierda y derecha para hacer que el avión descendiera”, relató Hynd.

“A una corta distancia todavía no podía ver la ruta y fue sólo en el último minuto que pudo. Aterrizó casi a mitad de la pista y frenó al final (de la misma)”.

Hynd aclaró que la RAF realiza regularmente este de tipo de aterrizajes guiados con aviones perdidos, pero que no están acostumbrados a hacerlo con pilotos ciegos, que es lo increíble de este caso.

“Fue un fantástico esfuerzo de equipo de todos los que actuaron y estamos orgullosos de que pudimos conducirlo a tierra sano y salvo”.

Médicos de la RAF revisaron a O’Neil antes de ser transferido al hospital Queen en Essex, en el este de Inglaterra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: