Tragedia: Nueve personas mueren en refugios de temporal en Haití

Nueve personas murieron en refugios de la incomunicada localidad de Gonaives que desespera por ayuda humanitaria, mientras en el resto de Haití retrocedían las aguas que dejó el huracán Ike y un barco hospital de la armada estadounidense llegó a la capital para entregar alimentos y agua en las ciudades aisladas por las inundaciones.

Pero Haití, y el mundo carecen todavía de una idea clara de la destrucción causada en el empobrecido país, y la gente que ha pasado días enteros entre el agua y el lodo comenzaba a sumirse en la desesperación. Entre las víctimas fatales confirmadas el lunes en refugios de Gonaives había dos niños, dijo Daniel Dupiton, del organismo regional de protección civil. No fue conocida de inmediato la causa de las muertes. Millares de personas se han guarecido en escuelas, templos y casas de zonas altas, muchos carentes de ayuda y supervisión.

“No podemos confirmar que murieron de hambre”, señaló Vicky Delore Ndjeuga, vocero de la misión de la ONU en Gonaives. “Necesitamos hacer un estudio para asegurarnos de que (las muertes) se debieron a (la falta de) alimentos”.

La mayor parte de los caminos permanecen intransitables, con los puentes destruidos por las aguas crecidas y enormes agujeros que impiden el paso de la ayuda por tierra. La muy afectada Gonaives, al norte de la capital, permanece aislada por tierra.

Un camión de la Cruz Roja que trataba de llegar a Les Cayes, en la costa sur de Haití, tuvo que retroceder, uno de varios esfuerzos internacionales de ayuda que no han podido ser enviados desde la capital.

El número de muertos, que de acuerdo con las autoridades sigue siendo de 331 luego de cuatro tormentas en menos de un mes, se incrementará con seguridad a medida que más cadáveres sean encontrados entre el lodo.

Otros dos cuerpos fueron hallados el lunes en la zona de Cabaret, donde 60 personas fallecieron a consecuencia de deslaves e inundaciones causadas por un río crecido en medio de la noche. Otras 16 personas, entre ellas niños reportados como desaparecidos, estaban siendo buscados entre los escombros, dijo el director de la defensa civil de Cabaret, Henri Louis Praviel.

Las autoridades confirmaron la noche del lunes la muerte de otras 10 personas, de las cuales cinco fueron atribuidas a Ike y el resto a la pasada tormenta tropical Hanna.

En Gonaives, el comisionado de policía Ernst Dorfeuille dijo que su pequeño contingente de agentes, apenas 15 para esta ciudad de 160.000 habitantes, ha sepultado decenas de cadáveres descompuestos e inidentificables en tumbas en las afueras de la ciudad.

“Luego de tres días, esos cuerpos no podían quedarse ahí”, dijo Dorfeuille, quien dijo haber visto la inhumación de cinco personas.

Listín Diario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: