Cadáveres flotando en las aguas de haití, comienza a llegar ayuda externa

El primer cargamento significativo de ayuda alimentaria llegó a Gonaives ayer, cuando un barco con 33 toneladas de alimentos y materiales de primera necesidad atracó en el puerto para aliviar a miles de personas que sobrevivieron cuatro días con poca comida y casi sin agua.

Soldados argentinos trabajaron toda la noche para rellener con piedras un hoyo que la tormenta tropical Hanna provocó en el muelle, permitiendo así atracar al barco, llamado Tres Rivieres.  Los soldados con fusiles se mantenían alerta mientras que trabajadores del muelle descargaban 15 toneladas métricas de alimentos que llegaron de la capital, Puerto Príncipe. La ayuda del Programa Mundial de Alimentos de la ONU incluía agua embotellada, pastillas de purificación de agua, galletas, aceite para cocinar y arroz.

Los soldados, que pertenecen a la misión de la ONU en Haití, se proponían distribuir la comida en pocas horas en refugios de emergencia donde se abarrotaban 40.000 personas.  Las inundaciones provocadas por Hanna el lunes sumergieron a más de la mitad de las casas de Gonaives, la cuarta ciudad más grande de Haití.

Cadáveres flotan.-  Varios cadáveres flotaban ayer sobre las aguas lodosas que cubren parte de esta ciudad después del paso de la tormenta, elevando a 163 la cifra oficial de muertos.

Se pronostica que el respiro de buen tiempo será breve.  El huracán Ike podría pasar cerca de Haití este fin de semana.  Incluso si sólo llega al norte del país, es casi seguro que empapará de nuevo el valle de Artibonite, el más fértil de Haití.  “Es un ambiente tan húmedo, que la lluvia seguro que caerá”, explicó John Cangialosi, un meteorólogo del Centro Nacional de Huracanes de Miami. Sin embargo, como la ruta que seguirá Ike es tan difícil de predecir, también resulta imposible saber cuanta agua caerá, dijo el experto.

La cifra 163

Muertos.  Hanna dejó 163 muertos a su paso por Haití, según un nuevo balance difundido ayer.

Hambre, caos y desesperación

Puerto Príncipe. EFE.  El hambre y la desesperación se apoderaron ayer de los miles de haitianos atrapados en sus aisladas poblaciones tras el paso de la tormenta tropical “Hanna”. Los organismos de socorro nacionales e internacionales dedican todos sus esfuerzos a llevar ayuda humanitaria a los afectados por el fenómeno, que calculan que son más de 650,000, muchos de ellos niños que desfallecen por falta de agua o comida. Sin embargo, llevar algún tipo de ayuda humanitaria por carretera a las víctimas de la norteña ciudad de Gonaives o a algunas de las localidades del sur, es casi imposible. En Gonaives escasea la comida, no hay gas licuado de petróleo (GLP) y la poca gasolina que queda es vendida en galones en las calles a un precio muy elevado, debido a que las siete estaciones de combustibles que operan en la localidad sufrieron daños.

Relacionado: 500 cadáveres en aguas Haití Cientos de muertos en Haití

Hoy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: