Efemérides: Ciclón San Zenón cumple 78 años

Hoy se cumplen 78 años de la destrucción de la ciudad de Santo Domingo por el huracán San Zenón. El huracán rozó tierra dominicana, de acuerdo con los estudios que se tienen, a la altura del cabo Caucedo, donde está ahora el aeropuerto Las Américas, alrededor de las nueve de la mañana y penetró a tierra a la altura de Villa Duarte, entró a Santo Domingo, poco antes del medio día, en dirección noroeste y cruzó toda la isla hasta salir por Cabo Haitiano, en Haití.

Entró en Cuba a la altura de Santiago, cruzó toda esa isla también y salió a la altura de La Habana.

No se tiene un registro exacto de la velocidad de sus vientos al tocar tierra dominicana, pero el ingeniero Antonio Cocco Quezada, ex director de Meteorología, en investigaciones que ha publicado indicó que el anemómetro, medidor de la velocidad del viento, de la Oficina Nacional de Meteorología de la época fue destruido por el ventarrón cuando medía 160 kilómetros por hora.

Testimonios que fueron publicados en LISTÍN DIARIO de la época indicaban que la tormenta destruyó en menos de dos horas casi toda la ciudad. La zona menos afectada fue la colonial, pero los barrios al norte y al oeste de las viejas murallas fueron casi completamente barridos. Se estimaron más de tres mil muertos.

Los relatos de la época indican también que el ojo del huracán pasó sobre la ciudad. Las primeras ráfagas que azotaron la capital venían desde el este sureste. El viento, de acuerdo con los sobrevivientes, se detuvo alrededor de las 3:30 de la tarde y alrededor de media hora después se reanudó, pero en sentido contrario. Ese momento de calma lo produjo el paso del ojo o centro del huracán.

Cuando se hizo la calma mucha gente salió a ver la destrucción que había producido la tormenta y muchas personas fueron sorprendidas a la intemperie, lo que produjo la mayor cantidad de muertes.

De acuerdo con los relatos de la época de San Zenón la violencia del viento era tanta que la lluvia no caía sino que se movía horizontalmente y la mayor parte del agua que venía sobre la ciudad era salada. En algunos lugares se dijo que el agua tenía un olor azufrado y muchos árboles quedaron con las hojas como si hubieren sido quemadas.

Las lluvias se mantuvieron durante todo el día y casi toda la noche del 3 de septiembre del 1930, aunque disminuyendo en intensidad y con vientos también declinando.

La destrucción que produjo de San Zenón había quedado como un hito meteorológico por muchos años, hasta 1979 cuando el huracán David y la tormenta Federico, que pasaron de manera sucesiva sobre la isla, produjeron gran destrucción y alrededor de tres mil muertos en dos días.

La cantidad de muertos de San Zenón era tan grande que las autoridades decidieron quemarlos en grandes piras que se levantaron en lo que se llamaba la plaza de la Colombina, hoy parque Eugenio María de Hostos.

Relacionado: Ciclón san zenon supo ser bien aprovechado por trujillo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: